Espacio de cuidado, sanación y conciencia

Porqué cosmética natural, vegana y hecha a mano?

¿Por qué cosmética “vegana”?

Porque no se utiliza materia prima que deriva de animales (miel, polen, jalea real, colágeno, elastina, Bee venom, etc)

No hay ningún tipo de testeo en animales en la elaboración de la cosmética natural ni en la materia prima utilizada.


¿Porque cosmética “natural”?

Porque NO se utilizan derivados del petróleo que nos dañan la piel traspasando la barrera lipidica, tapando nuestros poros, haciendo que nuestras pieles reaccionen, se acumulen en nuestros órganos, alteren nuestro equilibrio hormonal (disruptores)*

No se utilizan sulfatos ¡OJO! que muchas marcas que dicen ser “naturales” los usan en sus formulaciones. Lean bien las etiquetas!

No utilizo fragancias ni conservantes artificiales, lo que le dá aroma a los productos son los aceites esenciales.

No utilizo plástico en los ingredientes de los productos, el plástico mas allá de estar en todos lados, se utiliza en los cosméticos exfoliantes… las famosas “microesferas”

No utilizo formol ni derivados, el formol es utilizado como conservante, también se utiliza para los alisados de pelo.

No utilizo siliconas, las mismas funcionan como un maquillaje; te dejan el pelo súper brilloso por fuera, pero deshidratado por dentro.


¿Porque cosmética “hecha a mano”?

¡Los productos están hechos desde cero, sin bases! Porque creo que es la única forma posible de un comercio más justo. Porque es responsabilidad de cada uno de nosotros frenar con el consumo desmedido, el comprar a ciegas, por el mero hecho de que “esta en promoción” sin siquiera preguntarnos si lo necesitamos…porque estamos totalmente tomados por una bajada de línea que nos absorbe la vida misma.


“Todo lo que compramos no lo pagamos con dinero, lo pagamos con el tiempo que nos tomo para ganarnos ese dinero” Y somos nosotros los que tenemos el poder de decidir en que gastamos nuestro valioso tiempo!


El paso previo a reciclar, a donar, al minimalismo, a compostar, a re utilizar es la TOMA DE CONCIENCIA acerca de lo que compro, de lo que utilizo, en lo que hay detrás de eso que adquirí. Cuestionamientos tales como “Lo necesito realmente? Como está hecho? Que recursos se utilizaron para hacerlo? De que esta hecho?" Cuanto viajó mi producto para llegar a mis manos? Quien lo hizo?" etc... Deberían ser parte de nuestro día a día en lo que respecta al consumo.


Si detrás de cualquier producto cosmético (o cualquiera) que te jura una solución mágica (que por cierto, no existe) hay maltrato animal, desechos tóxicos, derivados del petróleo, del formol, realmente lo comprarías? Más aun… lo usarías? Se los ofrecerías a tus hijos?


El cuidado de nuestros tres hogares (cuerpo, casa, planeta) PRIMERO, deviene de la toma de conciencia de cada uno de nuestros hábitos de consumo, del cuestionarnos y cuestionar. El pedir y buscar información es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros.

Los cambios comienzan en uno... ¡no esperemos que el mundo cambie! ¡dejemos de mirar afuera, para comenzar a mirarnos con amor hacia adentro! Para que eso suceda, solo es necesario que cada uno de nosotros se proponga cambiar... Con que elijamos un solo hábito en lo que respecta el cuidado del medio ambiente, de nuestras emociones, de lo que le damos de comer a nuestro cuerpo, de los pensamientos con los que alimentamos nuestra mente es suficiente para lograr cambios radicales y a corto plazo!


*Que es un “disruptor hormonal”?

Es un interruptor endocrino, es una substancia química, ajena al cuerpo humano, capaz de alterar el equilibrio hormonal, es decir, de generar la interrupción de algunos procesos fisiológicos controlados por hormonas, o de generar una respuesta de mayor o menor intensidad que lo habitual.

Normalmente, al hablar de interruptores endocrinos nos referimos a sustancias contaminantes, que pueden provocar infertilidad, interfiriendo en los sistemas metabólicos, alterando el crecimiento como la reproducción y causando enfermedades como el cáncer.

Mi carrito